Consejos para una conducción eficiente

Color y personalidad
11 marzo, 2019
¿Has notado los cambios en la normativa de la D.G.T.?
8 mayo, 2019
Mostrar todo

Consejos para una conducción eficiente

eficiencia en la conducción¿Tienes clara la diferencia entre eficaz y eficiente? La eficacia se vincula a conseguir resultados, y la eficiencia a hacerlo con la menor cantidad de recursos.

Si estás leyendo este artículo, lo más probable es que sepas conducir. Aquí no vamos a enseñarte a hacerlo, solo vamos a dar algunas pautas para que tu conducción sea más eficiente. Es decir, para que consigas tu cometido con el menor gasto de energía (y de dinero) posible. De esta forma te estarás haciendo un favor a ti y al medio ambiente. Los beneficios son, concretamente tres: ahorro de combustible, disminución de la contaminación y aumento de la seguridad.

Consejos para una conducción eficiente

Reduce en lo posible tus desplazamientos en ciudad. En carretera el consumo es mucho menor, por lo que trata de utilizar lo menos posible el vehículo para callejear.

Por otra parte, si tu velocidad no supera los 50km/h, no uses el aire acondicionado, mejor baja la ventanilla. Esto suele ser normalmente en ciudad. Y si superas esa velocidad es mejor que cierres las ventanillas y utilices el climatizador.

A mayor velocidad no siempre se consume más combustible. Lo ideal es emplear las marchas más largas posibles y a bajas revoluciones. La primera marcha solo al arrancar, y pasa inmediatamente a segunda. Evita también acelerones innecesarios.

No cargues de más tu coche. Piensa que unos 100kg añadidos al peso de tu vehículo aumentan su consumo en un 5% aproximadamente.

Planifica tus desplazamientos. Debería ser el primer paso a tener en cuenta. Si, ya, es una obviedad, pero no todo el mundo lo tiene en cuenta. A veces estamos habituados a un camino y no nos planteamos que existe otro más directo para llegar a ese mismo punto.

Dependiendo del tiempo que tengas que estar esperando con el coche sin desplazamiento, interesará más o menos apagar el motor. Si ves que la espera se puede prolongar más de un minuto, conviene parar el motor.

Cuida el estado de los neumáticos. Mantén la presión indicada por el fabricante. El mantenimiento también debe llevarse a cabo en el resto del vehículo, lógicamente. Por ejemplo, el cambio de aceite es otra acción a realizar para que la circulación sea más eficiente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies